“Para la Congregación de Religiosas del Verbo Encarnado, la Persona de Jesús es el centro de su inspiración apostólica. Por ese motivo responde al envío evangélico de su Maestro: vayan por todo el mundo a predicar el Evangelio (Mt 28,19). El Evangelio, por medio de la cultura, anuncia la Palabra de Dios y ésta se proclama como enseñanza en el proceso educativo”.

La escuela del Verbo Encarnado está inserta en la Iglesia; esto quiere decir que sigue fielmente la normatividad que ésta da para las Congregaciones Religiosas y las escuelas católicas.

Nuestra escuela católica tiene como objetivo: proclamar el Reino evangelizando a través de la educación. Para lograrlo:

  • Proclama la Palabra mediante el anuncio explícito de la Buena Nueva, por la catequesis y la enseñanza religiosa.

  • Vive la fraternidad en la unidad y comunión.

  • Realiza la tarea educativa como un servicio.

  • Celebra la Eucaristía y los demás sacramentos.

Estas cuatro líneas de acción están impregnadas del Carisma que nos legó nuestra Fundadora Jeanne Chézard de Matel: “Contemplar, vivir y Anunciar la Encarnación del Verbo”.

Realizamos nuestra labor educativa escolarizada con las características del estilo propio dadas por el Espíritu a Nuestra Madre Fundadora, promoviendo así la proclamación del Reino.

Nuestro lema es “Siempre Fieles”.

Himno al Verbo Encarnado - Unknown Artist
00:00 / 00:00

MISIONES

De acuerdo al mandato de Jesús: “Vayan y evangelicen…”, y en el espíritu de obediencia en la fe de Abraham al mandato divino “sal de tu tierra”, nuestra Congregación, con una vitalidad que nace del Carisma de Encarnación que la impulsa a llegar hasta los últimos confines de la tierra, se hace presente en tierras de misión, para compartir desde su pobreza le fe en Jesucristo, con nuestros hermanos de otras culturas y creencias.

Las hermanas que participan en las misiones asumen la radicalidad del seguimiento de Jesús y buscan la inculturación del Evangelio, abiertas a la experiencia religiosa y humana con otros pueblos. Así, la presencia evangelizadora de cada una de las Religiosas del Verbo Encarnado es un testimonio vivo y operante las tierras de misión, donde anhelamos que Jesucristo sea conocido, amado y seguido.

RESIDENCIAS

Como prolongación del espíritu de Jeanne de Matel, nuestro Instituto asume el servicio de atender tanto a jóvenes estudiantes como a personas mayores.

La residencia para estudiantes en Madrid, España, tiene como objetivos:

  • Fomentar el que las jóvenes, desde su realidad universitaria, hagan de la fe, la cultura y la vida una síntesis personal.

  • Facilitar su formación en los valores evangélicos y cultivar las actitudes de convivencia, respeto, colaboración, diálogo, orden, libertad y responsabilidad, tanto en el crecimiento personal como el del grupo, viviendo en un ambiente cristiano mientras realizan sus estudios.

  • Crear conciencia en las jóvenes estudiantes de que el privilegio de estudiar conlleva el deber de colaborar para  hacer un mundo más humano y fraterno.

La residencia para personas mayores en Lyon, Francia, ofrece apoyo misericordioso en espíritu de caridad a las mujeres de edad avanzada que solicitan admisión buscando un ambiente de hogar en el cual encuentren seguridad, descanso, tranquilidad y asistencia a sus necesidades.

Las señoras cuentan en todo momento con la compañía, atención, apoyo y consuelo de la comunidad de Hermanas, y pueden participar, si así lo desean, en la Eucaristía diaria y las oraciones.

  • LINK - ESPAÑA

Jeanne de Matel vivió la experiencia contemplativa que es fuente de la unión con Dios y nos impulsa al servicio a los hermanos. Por ello, la pastoral de espiritualidad es parte esencial del apostolado de la Congregación del Verbo Encarnado.

Inspiradas en el ejemplo de Jesús, que nos enseñó a orar, a predicar la Palabra y a atender a las necesidades de nuestros hermanos y hermanas, las casas de oración y ejercicios espirituales son espacios propicios para la formación integral de las personas en todos sus aspectos, abriendo sus puertas a los grupos que buscan el encuentro con Dios en un tiempo de retiro, oración y silencio, o bien un espacio para la realización de actividades de profundización y crecimiento humano.

PASTORAL   PARROQUIAL

El Evangelio tiene íntima relación con la cultura desde el momento en que el Verbo se encarna en una cultura concreta, en el pueblo de Israel. El Evangelio toma los elementos de las culturas, impregnándolas a todas sin someterse a ninguna, pero sí respetándolas. Esa es la base de la inculturación: evangelizador y evangelizado descubren juntos la acción salvadora de Dios cada cual con su propia cultura sin imponerse una sobre otra.

La Pastoral Parroquial es un estar dentro, meterse en la realidad de los pobres, a la manera de Jesús, transformando esta realidad desde sus raíces. Pero sobre todo, es asumir voluntariamente, como propia, la causa de los pobres que exige luchar por la defensa de sus derechos humanos, por el cambio de estructuras que los dominan, por la promoción de la cultura, en una palabra, por la denuncia de su propia historia como tal.